No puedo mas. Estoy al límite de mis fuerzas. Cansancio mental.
1430
post-template-default,single,single-post,postid-1430,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 


¿Estás al límite de tus fuerzas?

 

¡ No puedo mas !

¿Estás al límite de tus fuerzas?

 

Vuelta al trabajo, organizar el comienzo del curso, cambio de ropa de verano a otoño, facturas…. eso ahora, pero el resto del año también hay de contínuo un montón de cosas que hacer y que nos llevan a pensar a veces que no podemos mas. Estamos saturados, ¿verdad?

Además cada época de la vida tenemos diferentes tipos de estrés, parece nunca acabar. Nos entristecemos, agobiamos y pensamos que la vida es así y que no nos queda otra. Pero.. ¡No es verdad!

En realidad, aunque no nos guste oirlo, somos responsables de esa sensación que tenemos. Nos creamos obligaciones que no son necesarias. A veces lo hacemos porque tenemos la idea equivocada de que ayudar a los demás o facilitarles la vida, es porque les queremos, otras veces porque “nos han enseñado” a hacer las cosas de un modo, e inconscientemente pensamos que si lo hacemos de otra forma estamos fallando.

Uno de los problemas de todo esto, es que no sólo nosotros nos sentimos así. La energía de estrés, se contagia. Si, como lo oyes! Hombres, mujeres, niños… los nervios, estar al límite de tus fuerzas, el cansancio… todos los sentimos cuando se entra en esta espiral de prisa, cosas que hacer y falta de tiempo.

Aunque te resulte difícil de creer, cuanta mas calma a la hora de hacer tus cosas, de mas tiempo dispondrás.

Ahora viene lo más difícil…. Una vez nos damos cuenta que estamos al límite de nuestras fuerzas, que nuestro sistema nervioso se está resintiendo. Decidimos cambiar y tomarnos las cosas con mas tranquilidad.  Pero vemos que no es nada fácil. ¿Verdad? Nuestro cerebro se ha acostumbrado a funcionar así y cada vez que intentemos bajar el ritmo, nos vendrá a la cabeza la idea de que estamos perdiendo el tiempo. No hagas caso de esos pensamientos. Es sencillamente que tu cerebro necesita “reprogramarse” y aprender de nuevo a funcionar con menos estrés. recuerda que si le dejamos que continúe como hasta ahora, acabaremos teniendo ansiedad y eso es mucho peor.

 

¿Como hacerlo?

 
Supongo que te habrás planteado varias opciones. Guardar un tiempo para leer, dar paseos por el parque o el campo, intentar apartar esa manía de tener la casa perfecta, no abrir el ordenador del trabajo cuando llegues a casa… El problema es lo que decíamos antes. Que tu cerebro se ha acostumbrado a funcionar así y no te permite retomar “las buenas maneras”.

Hay muchas personas que necesitan ayuda. De hecho, la mayoría la necesita. Afortunadamente tu al menos te has dado cuenta de que no puedes mas. Aunque no me creas, hay gente que vive con tal nivel de estrés que no es siquiera consciente de que está machacándose.

Es por eso que se han creado muchas herramientas para aprender a relajarse. relajación, mindfulness, trabajarse interiormente, son algunas de las que te propongo.

Puedes consultar en el siguiente enlace las clases que te ofrezco para ello:

Clases de relajación, mindfulness y trabajo interior.

Es cierto que a veces esa sensación de intranquilidad interna o determinadas formas de actuar y pensar que no podemos evitar, se deben a traumas o vivencias anteriores que están en nuestro inconsciente. Si es así, necesitarás una consulta de Kinesiología emocional

Sea como sea, afortunadamente, estás leyendo este artículo, lo que significa que eres consciente de que hay cosas que debes cambiar. si no sabes muy bien cual es la mejor forma para que puedas recuperar tu energía y dudas entra varias terapias complementarias, puedes contactar conmigo o pedirme cita directamente a través del siguiente enlace:

Quiero pedir una cita

No lo olvides… eres libre y puedes elegir vivir mas tranquila. sólo has de tomar la decisión de cambiar las cosas para estar en calma.

 

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario

quince + 1 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies